lunes, 27 de agosto de 2012

La Feria 16 de Julio tiene más de 500.000 comerciantes registrados


La venta de autos es uno de los principales atractivos de la feria que se abre cada jueves y domingo para esperar visitantes de todo el país y sus alrededores.

Ramiro Mendoza, dirigente de la asociación San Juan, aseguró que la Feria 16 de Julio cuenta con alrededor de medio millón de comerciantes registrados que ofrecen desde un alfiler hasta vehículos y artefactos electrónicos originales.

“En mi asociación son 69 afiliados que nos dedicamos a la venta de tenis ubicados en la plaza Libertad de la Feria 16 de Julio pero un todo el mercado existen más de 120 asociaciones de diferentes rubros que agrupan aproximadamente 500.000 comerciantes”, sostuvo el dirigente.

Este centro de abasto se instala todos los jueves y domingos en la zona 16 de Julio de la ciudad de El Alto, de allí su nombre, y debido a su constante crecimiento ha ido expandiéndose a más barrios centrales de la urbe. La feria es habilitada desde las 05:00 y se extiende hasta aproximadamente las 18:00.

Durante todo la jornada se oferta una gran variedad de productos y servicios que van desde ropa y objetos a medio uso hasta vehículos, alimentos, lanas, animales, plantas, antigüedades, electrodomésticos, artefactos electrónicos, repuestos, muebles además de productos agrícolas, de electricidad y de construcción, entre otras cosas.

Según el relato de Mendoza, en sus inicios, la feria sólo ocupaba tres cuadras en las que se ofrecían algunos artículos, pero en la actualidad este sector ha crecido demasiado y llega a ocupar más de 100 cuadras que en muchos casos son avenidas principales de la urbe alteña.

Uno de los sectores más visitados es la Plaza Pacajes donde se ofertan todo tipo de automotores, en sus inicios la venta de vehículos estaba destinada a ocupar una sola calle pero hoy en día dominan alrededor de 20 cuadras en total donde se pueden ver desde motocicletas hasta camiones de alto tonelaje. Existen cuatro asociaciones concentradas en la feria que se dedican a la compra y venta de motorizados.

En otros rincones, como la calle Fournier, se comercializan animales domésticos como mascotas pero también se han encontrado animales silvestres en varias oportunidades, lo que generó molestia entre las organizaciones defensoras de animales.

En todas las calles se puede encontrar “de todo un poco”, pero generalmente a medio uso. Los comerciantes, por lo general, son de escasos recursos y venden desde tornillos, periódicos pasados, tarjetas y discos duros de computadoras obsoletas, juguetes viejos y utilería.

Según varios estudios, la feria en sí mueve al día alrededor de 2 millones de dólares mientras que la Alcaldía de El Alto obtiene una recaudación de alrededor de 200.000 bolivianos por mes por cobro de “sentaje”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada